Tiempo de lectura: 4 min

Hoy analizamos uno de mis juegos preferidos de plataformas de la pasada generación. Hablo de ‘Alice: Madness Returns’, la secuela del juego ‘American McGee’s Alice‘ lanzado en el año 2000, y del que comparte muchas similitudes, sobre todo en cuanto a los entornos y mecnánicas de juego. El juego está actualmente disponible para PC, Xbox 360 y PlayStation 3, pudiendose disfrutar también en Xbox One gracias a la famosa retrocompatibilidad con 360.

Una vez comenzamos la campaña, y si hemos disfrutado ya anteriormente de su secuela, lo primero que observamos es que tiene muchas similitudes (quizás demasiadas) con dicha secuela, pero con un aire gráfico renovado y con un control del personaje mejorado. Al empezar nuestra aventura encarnaremos a Alice en plena sesión con el psicólogo, donde hablarán sobre las terribles pesadillas del mundo de Alice, y su posible solución para que intente salir de esa espiral. Una vez concluida la sesión con el doctor, deberemos conducir a Alice a la calle, donde comenzarán a desatarse todas sus pesadillas y peores recuerdos.

El juego se basa principalmente en el plataformeo, teniendo también una parte de combate, aunque en mi opinión no tan profunda y sin tanta importancia como la parte de plataformas. La campaña estará compuesta de 5 capítulos en total, cada uno de ellos representado unos recuerdos o un estilo concreto (sombrerero, Reina de Corazones, etc) La duración de dicha campaña será algo elevada, situándose sobre las 15-16 horas, y haciendo que algunas partes de la historia se tornen algo repetitivas. Según avanzamos por los distintos escenarios del juego, podremos dar uso de varios poderes que posee Alice. Uno de ellos, y sin duda el más llamativo, es el llamado Contrasentido, a través del cual podremos encoger el tamaño de la protagonista y poder acceder a estrechos sitios y cerraduras por donde de manera normal sería imposible acceder.

También esta mecánica está muy bien aprovechada en el sentido de formar parte de algunos de los rompecabezas de plataformas, haciendo que algunas partes sólo se puedan visualizar a través de este poder. Además, tiene la característica de desactivarse cuando movemos a nuestro personaje, por lo que aumenta con ello la dificultad de algunos niveles.

Para acabar con los distintos enemigos que nos iremos encontrando, Alice necesitará armas. El arsenal que nos ofrece ‘Alice: Madness Returns’ no es especialmente variado, de hecho contaremos únicamente con 4 armas principales. Aunque esto también es debido a lo que comentaba anteriormente: estamos ante un juego en el que claramente se ha dotado de más importancia al apartado de plataformas, más que al combate en sí. Las armas que iremos adquiriendo a lo largo de nuestra aventura son la Espada Vorpal, muy efectiva cuerpo a cuerpo y con gran daño; el Molinillo de Pimienta, que nos servirá para los ataques a distancia; el Caballo de Juguete, mediante el cual lograremos penetrar en estructuras débiles y machacar a los enemigos (una especie de Maza); y por último la Tetera de Té, que será básicamente una segunda arma a distancia, con más poder destructor que el Molinillo de Pimienta. Estas armas se nos irán ofreciendo a lo largo de nuestra aventura, donde inicialmente contaremos únicamente con el cuchillo Vorpal, ofreciéndonos cada una de las armas según las necesidades de los nuevos escenarios.

En cuanto a los enemigos que nos iremos encontrando, tendremos de varios tipos al lo largo de la aventura, aunque no sean precisamente muy variados. Contaremos en ocasiones con algún que otro jefe final (obviamente no destriparemos acerca de la historia), pero en general son enemigos bien recreados, originales y, a grandes rasgos, de una dificultad no muy elevada. Sus ataques mermarán la salud de nuestra protagonista, representada mediante una barra de “flores” representando la salud de Alice, y pudiéndose reponer a través de pétalos caídos por enemigos al morir, o a través de plantas accesibles a través del Contrasentido.

Durante los distintos escenarios podremos ir recogiendo ‘dientes’, tanto de objetos y entornos destruibles como de los propios enemigos. Estos dientes servirán como “moneda” para ir mejorando nuestras armas a distintos niveles, consiguiendo nuevas apariencias de las mismas y obviamente un daño y eficacia mayores. También contaremos con varios tipos de coleccionables, en forma de botellas y de recuerdos, a través de los cuales podremos conocer más acerca de Alice y su familia, mientras los coleccionables en forma de Botellas nos servirán únicamente como “afán coleccionable”, desbloqueando los correspondientes logros para nuestro perfil de jugador.Cabe destacar que ambos tipos de coleccionables se encontrarán, en su inmensa mayoría, ocultos a través de zonas que solamente se podrán acceder gracias al poder del Contrasentido, aumentando con ello su dificultad al estar algo más escondidas.

Por último, están los llamados “morritos de cerdo”, los que más que coleccionables como tal sirven para acceder a zonas ocultas del mapa, desbloqueando así accesos a recuerdos y demás coleccionables, así como dientes extras para mejorar nuestras armas.

‘Alice: Madness Returns’ es un juego basado en plataformas del que destaco sobre todo la originalidad de muchos de sus escenarios (mención especial al escenario de naipes, espectacular), así como de un atractivo apartado gráfico y sonoro. El juego viene con doblaje al español a un nivel aceptable, aunque no sobresaliente, y por poner alguna pega con algunas diferencias entre lo hablado y los subtítulos escritos, en caso de que queramos activar estos últimos. Resulta por tanto un gran juego dentro de su género, con mucha originalidad en los escenarios, pero que quizás peca de ser algo repetitivo en algunos momentos de la historia. Con todo ello, sin duda te recomendamos que des una oportunidad a este gran juego, incluso aunque no seas muy fan del género de plataformas.

Alice: Madness Returns
  • 7.3/10
    Gráficos - 7.3/10
  • 8.7/10
    Sonido - 8.7/10
  • 7.8/10
    Jugabilidad - 7.8/10
  • 8.6/10
    Duración - 8.6/10
8.1/10

Alice: Madness Returns

‘Alice: MR’ mejora lo visto anteriormente a través de su secuela, con un diseño de escenarios espectacular en algunas ocasiones, un sistema de plataformeo original y divertido, y con una parte de combate que, si bien no es su principal fuerte (ni pretende serlo), cumple de forma suficiente para acompañar nuestra aventura. Un título obligatorio para los amantes de las plataformas, e incluso recomendable para los que no lo sean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*